Cocina autóctona
En Masía Les Garrigues, la cocina autóctona y de autor sabe encontrar el equilibrio perfecto entre la gastronomía más tradicional y la más innovadora, combinando los ingredientes y aromas de la cocina de interior con aires de influencia mediterránea. Recetas reinventadas entre las que no faltan algunos de los platos más emblemáticos de nuestra tierra, que trasladan del campo al plato toda la esencia de la comarca de Les Garrigues: la brasería, la cocina a la piedra, los caracoles a la lata o a la gormanda, la espalda de cabrito, el salteado de setas con foie o la longaniza esparragada son sólo algunos ejemplos. Una cocina que cuida de los detalles, elocuente, esmerada y flexible, que se adapta a cualquier circunstancia para satisfacer las necesidades de los comensales. Y siempre con productos de proximidad y de temporada.